Artículos

Cómo estimar tu riesgo de enfermedad contra el COVID-19

arte web oct 19

Está comprobado que los exámenes físicos anuales no reducen la morbilidad ni la mortalidad ya que a pesar de que si tengan una gran utilidad para conocer nuestro estado de salud, en estos mismos existen indicadores que no siempre son determinantes.

Ahora más que nunca, durante esta etapa donde vivimos entre el COVID-19, necesitamos intervenciones sobre nuestro estilo de vida y hábitos, como el ejercicio, descanso, manejo de estrés y una buena dieta que pueden hacer la diferencia en nuestras vidas. Nosotros recomendamos que aunque se sigan haciendo analíticas clásicas para reconocer problemas de salud, también se realicen test sencillos, tales como evaluar la velocidad de nuestra caminata, la fuerza de agarre y nuestra movilidad.

El realizar estos tests pueden predecir el riesgo de sufrir un problema de corazón o hasta cardiorrespiratorio que evite el contagio del COVID-19. A continuación te presentamos 4 pruebas para evaluar el riesgo de una posible enfermedad.

• Velocidad al caminar: Existen estudios que relacionan la velocidad al caminar con varios marcadores de nuestra salud. Caminar despacio se asocia con una mayor mortalidad a corto plazo y representa un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, cardiorrespiratoria o cáncer, aunque también puede ayudar a predecir la salud del cerebro.
• Sentarse y levantarse del suelo: Realizar estas actividades mide la fuerza, movilidad y equilibrio. Lograr dichas actividades significa que el estado físico es óptimo, pero cada vez que tengas que apoyarte de la mano, codo o rodillas y perder el equilibrio, es una situación diferente. Su significado radica en la posibilidad de sufrir un accidente o caída.
• Fuerza de agarre: Las pruebas de agarre funcionan como predictores de enfermedades por cualquier causa. A mayor fuerza de agarre, menor será la probabilidad de enfermarse.
• Flexiones: La capacidad de hacer flexiones puede servir como medidor de salud. En una reciente investigación, se comprobó que quienes podían hacer más de 40 flexiones, veían reducido en un 96% el riesgo cardiorrespiratorio con quienes no alcanzaban la meta.

En Club Alpha contamos con clases de yoga, natación, fitness y más que pueden ayudar a mejorar los resultados de estos test presentados, además de que puedan prolongar una vida sana y sin enfermedades.