Artículos

LO QUE TODO RUNNER DEBE SABER

tip carrera

Si te encanta correr y estas por participar en alguna carrera, estas tres recomendaciónes básicas te ayudarán a estar en óptima condición, evitar lesiones y disfrutar del recorrido.

1. Cuida tu alimentación antes de la carrera

Los dos días previos a la carrera deberán ser días altos en carbohidratos, aumentando el porcentaje de ellos en tu dieta, pero no las calorías en general.
Las pastas, el arroz hervido o al vapor, las papas, las frutas, las verduras ricas en fécula y el pan son buenas fuentes de carbohidratos.
El día de la carrera trata de no desayunar cosas pesadas, difíciles de digerir y que la cantidad no sea la que regularmente acostumbras. Recomendamos jugo de tomate o jugos de frutas, un pan tostado con mermelada o un tazón chico de cereal con un plátano (4 horas antes de la carrera).

2. Evita usar tenis nuevos
Trata de No estrenar tenis el día de la carrera. El calzado deportivo es muy importante para el desempeño de un corredor, así que, si no has probado tus zapatos en algunos entrenamientos, incluyendo alguna carrera, no te arriesgues a una lesión o ampollas. ¡Ve a lo seguro con tus tenis usados y cómodos!

3. Como debes correr
El factor más importante que puedes controlar el día de la carrera es tu paso; es muy riesgoso contagiarte del entusiasmo de la gente, de la velocidad de otros corredores y lanzarte con todo al inicio.
El éxito en una carrera radica en saber administrar esfuerzo y energía: seguir una estrategia para correr.

Leer más...

Leer más...

EL DEPORTE COMPETITIVO EN LA INFANCIA

1323
¿Qué tanta presión ejercemos sobre nuestros hijos en el deporte?

El deporte es una forma estupenda de que los niños se lo pasen bien, se mantengan en forma, mejoren sus habilidades y hagan amistades. Pero no todo es diversión y juego en la pista o el campo de juego. La presión por el éxito puede ser excesiva y también puede provocar mucha frustración y lágrimas.

En algunos casos es el mismo niño quien se impone esa presión deportiva. Algunos niños son perfeccionistas por naturaleza y son demasiado exigentes consigo mismos. Pero lo más frecuente es que la presión deportiva sea de carácter externo: los niños intentan satisfacer las exigencias de un padre, un entrenador u otra figura de autoridad y acaban teniendo la sensación de que ganar es la única forma de conseguir la aprobación del adulto a quien respetan.

En cualquier caso, el modo en que los niños aprenden a afrontar la presión deportiva —y el modo en que los adultos les enseñan a hacerlo— no solo repercute sobre su rendimiento y diversión en el deporte sino que puede tener un impacto duradero sobre cómo afrontar desafíos similares a lo largo de la vida..

Este tipo de estrés es positivo cuando proviene de participar en algo divertido y desafiante, nos llenamos de energía, nos anima y nos mantiene alerta, aportándonos una chispa saludable en las tareas que tenemos que afrontar. El estrés negativo llega cuando tenemos que afrontar una cantidad excesiva de exigencias no deseadas, afectado nuestra actitud y desempeño.

Es fácil para los padres detectar la diferencia entre si su hijo tiene un estrés positivo o negativo fijándose en las interacciones del niño durante el partido. Por ejemplo, ¿está su hijo concentrado y preparado para actuar o los nervios le impiden dar lo mejor de sí mismo? ¿Cómo encaja los errores? ¿Tiene un espíritu deportivo o si se le descontrolan fácilmente las emociones?

Pero lo importante es detectar el papel que usted y otros adultos de confianza desempeñan en el modo en que su hijo aborda las situaciones estresantes.

RECOMENDACIONES:

  • Anime a su hijo y demuéstrese entusiasta. Pero procure no ser tan ambicioso en cuanto a los logros de su hijo ni dramatizar ante sus errores.
  • Analice su comportamiento y lenguaje fuera del campo procurando hacer siempre comentarios positivos y críticas constructivas, incluso cuando pierdan.
  • Procure mantenerse al margen y permitirle a su hijo aprender por sí mismo el valor del trabajo en equipo, superar retos, controlar emociones y enorgullecerse de sus logros.
  • Hable con su hijo transmitiéndole que no lo juzgará ni despreciará por expresar lo que siente.
  • Pregúntele a su hijo si le gusta practicar el deporte elegido o si solo lo hace para complacerle a usted o a otra persona.
  • Verifique que el horario de su hijo le permita cumplir con todas sus responsabilidades y en caso contrario tomen las decisiones correspondientes de manera conjunta.
  • Respete las decisiones de su hijo y hágale caso cuando le diga que necesita romper una situación que le resulta estresante.

Los deportes permiten favorecer la autoestima, trabajar las habilidades sociales y desarrollar el sentido de comunidad. Pero muy independiente de que los niños formen parte del mejor equipo del país o simplemente jueguen al escondite los fines de semana, la clave está en que se diviertan.

Leer más...

Leer más...

SUDANDO SE QUEMA GRASA

sudando-se-quema-grasa

Mentira !!!

Sudando perdemos agua y calor, pero no grasa. El sudor está constituido en un 95% por agua, el resto son sales minerales y toxinas. Si en algún momento se llega a sentir grasiento es porque al llegar a la superficie de la piel se mezcla con el sebo producida por nuestras glándulas.

De hecho, la principal función del sudor es mantener estable la temperatura del cuerpo pues cuando hacemos ejercicio se incrementa el calor en los músculos ejercitados y la manera más efectiva que tiene el organismo para contrarrestarlo es, refrescando la piel cuando el sudor se evapora.

Es por esto que el uso de fajas, cremas, plásticos y trajes térmicos para hacer ejercicio y bajar de peso no sólo son prácticas inútiles y sin fundamentos, sino que además ponen en riesgo tu salud.

Lo único que provocan es que te deshidrates excesivamente, que el sudor no cumpla su función pues en lugar de evaporarse sólo se escurre, y que te canses más rápido impidiéndote mantener el ejercicio el tiempo adecuado (40-60 min) para quemar calorías.

La grasa acumulada en el cuerpo como tejido adiposo, no se derrite. Y si has perdido peso utilizando alguno de estos aditamentos, éste será principalmente agua, en cuanto ingieras líquido para rehidratarte volverás a tu peso inicial. La única manera de quemar grasa es transformándola en energía al llevar un entrenamiento deportivo adecuado combinado con una dieta sana y balanceada. 

Leer más...

Leer más...

EJERCICIO AERÓBICO Y ... ANAERÓBICO?

ejercicio-aerobico-y-anaerobico

Estoy segura que muchos han escuchado por lo menos uno de estos términos sin saber exactamente a que se refiere. Aclaremos entonces que, sólo están indicando el sistema que utiliza el cuerpo para generar energía durante una actividad específica, y que puede ser: el sistema aeróbico o el sistema anaeróbico.

El sistema aeróbico, requiere de una constante presencia de oxígeno para transformar los azúcares, grasas y proteínas en energía. Es decir, los ejercicios aeróbicos como caminar, trotar, andar en bicicleta, patinar, nadar o bailar, son algunas de las actividades más indicadas para la reducción de peso pues se queman muchas calorías almacenadas en el cuerpo.

Sin embargo, es muy importante acudir con un profesional que sepa cómo guiar una sesión de entrenamiento aeróbica que dure 40-60 min con una intensidad de trabajo media o baja, ya que es muy fácil sobre-esforzarse hasta que nos empiece a hacer faltar el aire. Cuando esto sucede se genera una insuficiencia de oxigeno en el cuerpo y empieza a trabajar el sistema anaeróbico.
El sistema anaeróbico se caracteriza por suministrar de manera rápida grandes cantidades de energía. Lamentablemente, su capacidad de producción es muy limitada antes de que se presente la fatiga, pues también se empieza a producir ácido láctico, sustancia que no tolera muy bien nuestro cuerpo y que al acumularse provoca un intenso dolor muscular.
Ejemplo de ejercicios anaeróbicos son, levantamiento de pesas, carreras de velocidad, saltos, lanzamientos y patadas, es decir, actividades que por su alta intensidad no pueden sostenerse por más de 45 a 90 segundos.
En resumen, el ejercicio aeróbico desarrolla mayor resistencia física y condición del corazón, y el anaeróbico ayuda a tonificar y fortalecer los músculos. La elección de un tipo de ejercicio depende de los objetivos de cada persona aunque por salud es recomendable alternar y complementar ambos tipos de ejercicio.

Leer más...

Leer más...

HIDRÁTATE ADECUADAMENTE (parte 2)

hidratate-adecuadamente-parte2

En la edición anterior hablamos de la importancia que tiene hidratarse antes, durante y después de hacer ejercicio, sin embargo, saber elegir el tipo de bebida también es un factor clave para lograr una hidratación adecuada.

En primer lugar, procure evitar los refrescos y bebidas energéticas, pues no poseen los electrolitos (sodio, potasio y cloro) necesarios y pueden contener cafeína, que altera el sistema nervioso y tiene efectos diuréticos, contribuyendo así a la deshidratación. Incluso, el alto nivel de carbohidratos (azúcares) en estas bebidas inhibe la capacidad del organismo para transformar los lípidos (grasa) en energía, además de causar malestar gastrointestinal.

Antes de hacer ejercicio, lo que se recomienda ingerir es agua. Durante y después del mismo, el tipo de bebida depende de la duración e intensidad de la actividad. Si realiza ejercicio por una hora o menos a una intensidad media o baja, el agua es suficiente para reemplazar los fluidos perdidos.

Por otro lado, en ejercicios intensos y de larga duración, es conveniente ingerir bebidas deportivas, pues contienen electrolitos y una concentración de carbohidratos moderada (6%) que no sólo mejora el sabor de la bebida, también facilita la absorción de los electrolitos, mejora el rendimiento físico sin causar malestar, ayuda a retardar la fatiga y acelera la recuperación de los músculos.

No se debe caer en el error de confundir una bebida energizante con una bebida deportiva.
Revisa la etiqueta de ingredientes antes de adquirir cualquier producto y si tienes duda, una botella de agua siempre es la mejor opción.

Leer más...

Leer más...